Acrofobia: el conocido miedo a las alturas

| |

Cuando te encuentras a muchos metros de altura del suelo, es normal y hasta natural que sientas un poco de ansiedad y algo de nerviosismo.

Esto generalmente sucede, cuando te encuentras en una superficie muy elevada del suelo, la cual se encuentra inestable, donde además corres el riesgo de caer al vacío.

Aquí se justifica el miedo que puedes llegar a sentir, por lo cual tendrás que tener previsión y sentido común.

Sin embargo, existen determinados casos de personas que sienten miedo, incluso terror, solamente de subir una escalera, asomarse a una ventana en un piso elevado, subir a un mirador, entre otros espacios similares.

En ese caso, estas frente a una persona que padece acrofobia, el cual es un término que se emplea para las personas que tienen miedo a las alturas. Esta enfermedad al igual que cualquier fobia, podrá condicionar la vida de la persona que la padece.

La acrofobia se trata de un miedo irracional y patológico a las alturas; este se encuentra fundamentado en el temor enfermizo de caer y morir. Además, la agorafobia trae efectos negativos de orden psicológico y fisiológico, llegando a paralizar a quien la padece.

Diferencias entre la acrofobia y el vértigo

Aunque la acrofobia y el vértigo puedan estar estrechamente relacionados, no se deben confundir, ya que estas fobias presentan marcadas diferencias.

Acrofobia

La acrofobia se trata del temor que tiene una persona de caer y morir; por el contrario, el vértigo trata de la sensación de movimiento de los objetos que se encuentran alrededor de una persona, lo cual constituye una ilusión, más no una obsesión por el miedo a caer de grandes alturas.

Vértigo

El vértigo obedece a una patología localizada en el oído interno de una persona, y la cual se encuentra relacionada a la pérdida de equilibrio.

Esta suele presentarse de manera impredecible; podría ocurrir cuando la persona está caminando en el parque, o en la orilla de la playa, o incluso cuando este sentado.

Como ya has podido apreciar, la acrofobia y el vértigo no son sinónimos; sin embargo son fobias vinculantes, ya que si una persona se encuentra en una altura muy elevada y presenta desequilibrio y miedo, esto se conoce como, “vértigo de las alturas”.

Causas de la Acrofobia

Entre las causas de la acrofobia se encuentran las siguientes:

  • Los sesgos cognitivos: Estos se dan cuando una persona piensa en los riesgos potenciales, y esto le desarrolla la sensación de miedo; incluso si no se encuentra en un espacio muy elevado del suelo o en desnivel.
  • Los cuadros de vértigo: Estos se producen por disfuncionalidad del equilibrio que se produce en el oído interno, o debido a problemas localizados en la vértebras cervicales, los cuales producen desmayos y mareos.
  • Experiencias anteriores: Si la persona ha tenido un percance desde alturas elevadas, es probable que esta fobia aparezca, cuando la situación pueda repetirse.

¿Quiénes la sufren más?

Esta puede sucederle a cualquier persona que tenga la tendencia a padecer esta fobia; estudios realizados han determinado, que la misma suele presentarse comúnmente en las mujeres debido a su sistema hormonal.

Este estudio llegó a la conclusión, que las mujeres sufren más que los hombres de trastornos de ansiedad y fobias específicas.

Además, las personas que tienden a ser más nerviosas pueden llegar a presentar mayores rasgos de ansiedad, lo cual las hace proclives a sufrir de acrofobia.

Otro de los rasgos que aumenta este padecimiento, obedece a personas que les gusta mantener el control total de las situaciones, y a las personas perfeccionistas.

Vale la pena destacar, que las personas entre 18 y 35 años son más proclives a presentar miedo a las alturas, y esto puede conducirlas a desarrollar la acrofobia.

Síntomas

Los síntomas psicológicos de la acrofobia, son:

  • Preocupación
  • Temor
  • Inseguridad
  • Miedo a relacionarse(miedo social)

Sin embargo, cuando ciertas personas se encuentran en alturas elevadas con la consecuente pérdida de equilibrio, se presentan los siguientes síntomas fisiológicos:

  • Se produce aumento del ritmo cardíaco
  • Se da el aumento de la temperatura corporal
  • Se produce tensión muscular
  • Se producen problemas digestivos
  • Se producen temblores corporales

Compuesto por profesionales con amplia experiencia en diversos ámbitos de la psicología, M&L Psicología 360 ofrece sus servicios desde una perspectiva amplia, pero abordando cada casa con un alto nivel de personalización y adaptación.

Entres sus áreas de conocimiento y actuación, destacan la psicología clínica, legal y forense con especialidades como los trastornos de personalidad, la conducta alimentaria y la violencia de género.

Miembros de la Sociedad Española para el estudio de la Ansiedad y el Estrés (S.E.A.S.) y de la Sociedad Española de Patología Dual (S.E.P.D.)

Artículos relacionados: