Buscar artículos

Vivir en el presente: ¿cuáles son los 5 pasos para practicar Mindfulness?

Core Psicologos Publicado: 17 de diciembre de 2021

Seguramente hayas oído hablar del mindfulness en los últimos años. Se trata de una práctica que, literalmente, significa “atención plena”. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

A continuación, te lo contamos. ¡Sigue leyendo para descubrir todo lo que tienes que conocer acerca del mindfulness!

¿Qué es el mindfulness?

El mindfulness, como hemos dicho, es una práctica que consiste en prestar atención plena. Es decir, es la capacidad de ser consciente de los momentos presentes intencionalmente

Para ello, no se juzga y no se rechaza, sino que se muestra una actitud de interés, curiosidad y aceptación. 

También se considera que el mindfulness es una filosofía o estilo de vida, incluyendo la meditación y técnicas de relajación. En definitiva, es vivir en el presente. 

Pero, ¿para qué sirve?

Si bien es cierto que el mindfulness, en la teoría, suena brillante, lo cierto es que puede parecer que no tiene sentido ponerlo en práctica. Pero aquí te contamos su utilidad. 

Como hemos comentado brevemente, mindfulness es sinónimo de vivir en el presente. Esto es algo que tiene numerosos beneficios en nuestro día a día, incluso llega a ser trascendental para algunas personas

Y es que, al vivir en el presente, en el aquí y ahora, podemos recordar cuál es nuestro camino, para no perdernos entre los miles de pensamientos que tenemos de forma constante. Además, es una manera óptima de disfrutar nuestra propia experiencia

De lo contrario, la experiencia y nuestras vivencias se pierden entre montañas de pensamientos que poco o nada aportan, ya que suelen ser sobre el pasado o sobre el futuro. Esto deja poco espacio para reconocer lo que sucede en el presente, que se pierde entre todas las preocupaciones que carecen de valor útil. 

Pero el mindfulness no solo nos permite reconocer el presente, también evaluarlo: ¿me gusta lo que está sucediendo y quiero continuar así? O, por el contrario, ¿me disgusta lo que ocurre y quiero que desaparezca?

Esta práctica o filosofía de vida permite quedarse única y exclusivamente con lo que experimentamos, sin añadir elementos innecesarios, como los pensamientos nostálgicos acerca del pasado o los pensamientos ansiosos sobre el futuro. 

Los 5 pasos para practicar el mindfulness

Si te ha llamado la atención el concepto de mindfulness, te estarás preguntando cómo llevar a cabo esta práctica y vivir en el presente satisfactoriamente. Bien, pues siguiendo unos 5 sencillos pasos, ¡puedes conseguirlo!

Pon el foco en la respiración

La respiración es un elemento muy importante en la meditación, las técnicas de relajación… y, por tanto, en el mindfulness. Al fin y al cabo, se trata de algo que siempre te ha acompañado, lo hace ahora y lo hará en el futuro. 

Habitualmente no le prestamos atención a la respiración, y lo cierto es que de hacerlo, mejoraría nuestra calidad de vida. Si te centras en tu respiración, podrás enfocarte en el momento presente. 

Es tan sencillo como, al respirar profundamente, notar cómo el aire entra por la nariz, los pulmones se llenan y el aire termina saliendo por la nariz o por la boca. Tras esta respiración profunda, puedes seguir tu ritmo respiratorio habitual, sin cambiar el ritmo. 

Recorre tu cuerpo

El cuerpo tiene sensaciones constantemente, a las que no solemos prestar especial atención. En este paso, tenemos que “escanear” el cuerpo.

Para ello, nos tumbamos o sentamos durante unos 5 o 10 minutos, lo que sea más cómodo (o viable). Y, ¿cómo “escaneamos el cuerpo”? Vamos atendiendo a todas las partes del mismo, desde los pies, subiendo por las piernas, hasta el tronco, los brazos y la cabeza. 

Escucha tus sentimientos

Para poner en práctica este paso, donde tendrás que prestar atención a tus sentimientos, puedes imaginar una persona a la que quieres, para evocar la emoción que esta provoca, que es positiva. 

No vas a hacer nada con ese sentimiento, tan solo mantener la atención plena en la emoción, sin juzgar o querer cambiar algo. 

Presta atención a tus pensamientos

De nuevo, te conviertes en un “yo observador”. Aparte de las sensaciones corporales y los sentimientos de los que hemos hablado, también tienes que ser capaz de observar tus pensamientos. 

De nuevo, nada de juzgar o de intentar alterar la situación. Tal y como llegan los pensamientos, deja que se vayan. 

Atiende a tus movimientos

Si bien es cierto que lo recomendable es reducir la velocidad de los movimientos para estar más en el presente, el movimiento no es incompatible con el mindfulness o con vivir en el aquí y ahora.

Si, por ejemplo, estás caminando, fíjate en tus pasos: ¿cómo son las pisadas?, ¿son pesadas o ligeras?, ¿sientes el contacto con el suelo?

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://corepsicologos.com

Somos un equipo de especialistas en el ámbito de la salud mental y personal.

Nuestra misión principal es ayudarte a resolver tus preocupaciones o problemas.proporcionándote habilidades y mecanismos a través de los cuales queremos conseguir mejorar tu calidad de vida.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Psicología