Buscar artículos

Helena Fedra: «Una buena defensa no debe estar a merced de tener muchos recursos»

Helena Fedra, abogada con amplia trayectoria, nos cuenta si son beneficiosos los concursos de acreedores y por qué. ¡Descúbrelo!

4U Abogados Publicado: 23 de marzo de 2022

Los concursos de acreedores son los procedimientos legales que se originan cuando una persona, ya sea física o jurídica, se encuentra en una situación de insolvencia, por lo que no puede hacer frente a los pagos que adeuda. 

Pero se trata de un tema complejo, por lo que hay muchas dudas frecuentes, como si es realmente beneficioso o en realidad no merece la pena. Esta pregunta y muchas más están resueltas en la entrevista que te mostramos a continuación. Helena Fedra, abogada especialista en la materia y con amplia trayectoria, nos lo cuenta. 

Entrevista a Helena Fedra: ¿Cuáles son los principios más importantes en tu profesión?

Poder dar una actuación y asesoramiento justo ante los problemas que plantean. 

¿Cuál es la metodología de trabajo que pones en práctica desde que entra un cliente por la puerta?

Estudiar el caso, mandarle un informe, opciones, viabilidad y costes. 

¿Consideras que has crecido (no solo en la empresa, sino como persona) desde que empezó 4U Abogados?

Por supuesto, con cada caso nuevo se aprende algo. Además, nunca hay que dejar de actualizarse en todas las materias. 

¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?

La satisfacción y agradecimiento de los clientes. 

4U Abogados o tú, ¿tenéis algún lema que os represente?

“Una buena defensa no debe estar a merced de tener muchos recursos”.

Un sueño (¡o más de uno!) que te queda por cumplir.

Estoy cumpliendo todos.

¿Cuál es el momento en el que una empresa decide ir a un concurso de acreedores?

Cuando dos meses antes ve que no va a poder hacer frente a las obligaciones mensuales de pago, como sueldos, alquileres, suministros, créditos, etc.

¿El concurso de acreedores también sirve para los autónomos? En caso afirmativo, ¿lo recomiendas?

Sí, el concurso de acreedores para autónomos, que se presenta en el registro mercantil. Luego con un mediador concursal se intenta llegar a un acuerdo para el pago, con esperas o quitas de las deudas con los acreedores. 

Es muy recomendable. En caso de llegar a un acuerdo, se va a sede judicial y ahí ya se puede acceder a la exoneración del pasivo.

En principio, el concurso de acreedores es un procedimiento voluntario. Pero, si no queda otra opción, tan voluntario no es. Por eso, ¿existe una alternativa? Si es que sí, ¿cuál?

El concurso es voluntario si lo pide el administrador de la empresa, pero los acreedores que no vean cumplidos los pagos de una empresa/autónomo de forma sucesiva, pueden instar ante el juzgado mercantil el concurso necesario.

¿Quién se beneficia de esta medida? ¿Casi todas las empresas o solo una afortunada minoría?

Los concursos pueden tener el espíritu de continuar con la empresa y solo pedir un tiempo y un plan de pagos. Aunque también pueden pedir directamente el cierre del concurso por falta de masa, que se traduce en el cierre de la empresa y la extinción de las deudas. En principio, todos deberían beneficiarse de esta medida si está bien gestionada. 

¿Merece la pena entrar en un concurso de acreedores o puede ser negativo para la empresa?

El concurso no significa el cierre, sino al revés. Es un respiro para poder continuar y negociar las deudas pendientes. Siempre merece la pena, aunque sea para intentar pagar parte de la deuda, cerrar y empezar de nuevo.

4U Abogados

Madrid

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://4uabogados.com

En 4Uabogados somo un despacho de abogados ubicado en la zona del retiro especializado en la propiedad intelectual y en el asesoramiento de nuevas empresas

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Entrevistas