¿Qué problemas surgen al crear una empresa?

| |

Tomar la decisión de crear una empresa es una ardua tarea, pues su creación implica una serie de factores que se deben tener en cuenta para lograr solventarlos con la mayor ecuanimidad y entereza, evitando decaer en nuestro propósito. 

Aunque pareciera que el proceso es sencillo, siempre van a existir dificultades que lo entorpecen, sobre todo, en esta época de pandemia donde las iniciativas y la creatividad no han recibido el apoyo necesario. 

En virtud de lo expresado, es importante conocer cuáles son los problemas que surgen en el momento de crear una empresa. 

Dificultades o limitaciones que deben asumir los emprendedores 

Entre ellas, se pueden mencionar las siguientes: 

De índole cultural 

La cultura de emprendimiento ha venido en ascenso, motivado a la persistente crisis que se vive en la actualidad. 

Antes, esa iniciativa no era valorada, ya que constituía una utopía para aquellas personas que poseían un trabajo estable, el cual les permitía vivir holgadamente sin esfuerzos adicionales. 

De índole educativo 

El sector educativo tiene su cuota de responsabilidad en este proceso, ya que no concientiza a través de la enseñanza a la juventud emergente, para que estos se identifiquen con la figura del emprendimiento, presentándola como una alternativa de vida, a través de la cual pueden lograr una mayor independencia, de acuerdo a sus capacidades, habilidades y destrezas

Esta orientación le ofrece la oportunidad al educando de obtener un trabajo propio o de equipo, donde cada uno aporte su ingenio, valorando el desarrollo de sus potencialidades. Es innegable que ha habido algunos progresos, provocados por situaciones fortuitas, pero aún queda mucho por hacer. 

De índole financiero 

El aspecto económico es trascendental cuando se piensa en la creación de una empresa. En la mayoría de los casos, las entidades bancarias crean un sinnúmero de limitaciones para aprobar la financiación solicitada. 

El proyecto debe ser evaluado, allí se toma en cuenta qué tipo de negocio se va a crear, cuál es su viabilidad y cuáles son sus expectativas de éxito. Sin embargo, actualmente las posibilidades de obtener financiamiento han mejorado, ya que existen inversionistas dispuestos a financiar para dar la oportunidad de emprender la actividad deseada. 

Otro obstáculo que se genera en algunos casos, es que muchas personas se resisten a ceder acciones de su empresa a los inversores, situación que limita el crecimiento del negocio, porque para crecer, se requiere capital. 

Formar un equipo de trabajo 

La formación de un equipo laboral que logre identificarse con el objetivo alcanzar, requiere de compromiso, responsabilidad, estabilidad, motivación y empeño. El equipo debe estar dispuesto a lograr las metas empresariales, para que estas redunden en beneficio de todos. 

Para ello, se requiere de un eficiente liderazgo y de una capacidad de organización que fomente el trabajo de equipo, donde se respeten opiniones, criterios y se valoren las potencialidades de cada trabajador. 

Esta propuesta no resulta fácil, porque la diversidad siempre estará presente. Cuando el ambiente se torna complicado, la asociación tiende a disolverse y se debe emprender el negocio sin empleados ni socios y el equipo de trabajo lo asumirá una sola persona, quien deberá ocuparse de todas las tareas, lo que resulta rudo y complejo. 

Costes elevados e impuestos 

Todo comienzo es difícil, iniciar una empresa genera temor y expectativa, además de inseguridad y duda, porque nunca se sabe cómo resultará esa inversión, sobre todo, en las primeras fases de la creación de la empresa. 

Los costes a veces son sorpresivos e inesperados, surgen por doquier y ello, sumado a los ingresos mínimos que se originan al principio, se convierten en una limitante para ayudarnos a seguir. 

La recomendación para afrontar, es la realización exhaustiva de un plan de inversión inicial, el cual permitirá clarificar los gastos, al igual que los impuestos. 

Otro elemento que ayuda poco es la elevada fiscalización que le hacen a las nuevas empresas de forma persistente. 

Trámites administrativos y burocracia 

Los trámites administrativos para crear una empresa son numerosos, entre ellos, cabe mencionar lo exigido por Seguridad Social, Hacienda, Ayuntamiento, Registro Mercantil y muchos otros que, aunados a la burocracia, entorpecen y demoran la creación del negocio. 

La burocracia retrasa los plazos, por eso, la paciencia y la cordura deben ser tus aliados.

Somos un despacho ubicado en pleno centro de Zaragoza, dedicado a la prestación de servicios jurídicos tanto a particulares como a empresas, disponiendo además de un departamento dedicado a la gestión integral de empresas.