¿Cuándo debo hacerme una limpieza de cutis?

| |

Una limpieza de cutis, como bien sabrás, tiene como finalidad mejorar el aspecto de la piel, extraer puntos negros, corregir la dilatación de los poros y eliminar las células más superficiales. En definitiva, purificar el rostro. Se trata de un procedimiento no invasivo ni agresivo. 

Tan importante es llevar a cabo esta limpieza de manera adecuada como saber cada cuánto hacerla. Y esto es fundamental para darle a nuestra piel los cuidados que necesita. Es por eso que, a continuación, te contamos cada cuánto tiempo hacerte una limpieza de cutis.

A diario

Si bien es verdad que a diario no se te exige una larga y extendida rutina de limpieza facial, sí es necesaria una correcta y adecuada limpieza e hidratación. Para esto, no necesitas la ayuda de profesionales, ya que es algo que puedes hacer perfectamente con los productos recomendados por especialistas. 

¿Por qué tenemos que hidratar la piel a diario? Es muy sencillo, y es que así combatiremos la sequedad y las marcas de envejecimiento que esta conlleva. 

En definitiva, si tienes la piel hidratada, evitarás los posibles daños que puedan ocasionar el entorno y sus agentes externos (frío, calor, contaminación, etc.), así como tu propio cuerpo y sus cambios hormonales.

Una vez al mes

Las rutinas más profundas, de la mano de expertos, tienen que ser una vez al mes o, como mucho, una vez cada dos meses. En estas limpiezas, se eliminarán los puntos negros, el sebo que obstruye nuestros poros y las pieles muertas. 

Con esto, conseguiremos que nuestra piel transpire y absorba mucho mejor todos y cada uno de los tratamientos, incluyendo cremas, que apliquemos en el día a día. 

De todas formas, hay que tener en cuenta que, como todo, es relativo. Aunque lo habitual es hacerse una limpieza de cutis una vez al mes, dependerá de tus hábitos, así como de tu tipo de piel, si tienes acné… 

En el caso de ser una persona joven con acné, lo ideal sería hacer este procedimiento dos veces al mes. Y hay en otras ocasiones donde se enfatiza la importancia de hacer una limpieza mensual (y no una cada dos meses), como es el caso de aquellos y aquellas que trabajen en lugares, fábricas, cocinas… donde abunda la grasa y la suciedad

Por si te estás preguntando en qué consiste una limpieza de cutis profesional, te lo contamos. Son una serie de pasos que llevará a cabo un experto:

Limpieza

Se retiran los restos de maquillaje y las posibles impurezas que tenga tu piel.

Exfoliación o peeling

Mediante un peeling o exfoliación, se desincrustan las impurezas más profundas. 

Extracción

Se sacan los puntos negros sin dañar la piel, con sumo cuidado y pericia. Todo lo contrario a cuando lo hacemos solos en casa. 

Vacumterapia

La vacumterapia es un tratamiento no invasivo que consiste en un drenaje linfático que sirve para eliminar toxinas de la piel. Este drenará el tejido adiposo, movilizando la grasa localizada hasta el sistema linfático.

Masaje facial

Para que tu piel recupere su tersura, además de para que te relajes, se hará un masaje sobre rostro, cuello y escote.

Mascarilla

Por último, para nutrir la piel, se te aplicará una mascarilla facial

Beneficios de una piel cuidada

Es muy posible que pienses que el único beneficio de cuidar tu piel es su apariencia física. Pero esto no es así, y es que hay muchas ventajas que van a hacer que quieras llevar una correcta limpieza facial. Estas son:

  • Se retrasa la aparición de arrugas
  • La piel se verá más luminosa
  • El cansancio desaparecerá de tu cara
  • Olvídate del acné y de los puntos negros
  • Tu cutis será más suave
  • El maquillaje se adaptará con más facilidad

Centro de Estética y Peluquería en Arganzuela

Vivimos momentos de reencuentro con lo natural

El cuidado de la imagen personal es importante. Encontrarnos bien y guapas nos da optimismo y genera confianza. Y no es una tarea complicada, basta proponérselo y contar con la ayuda adecuada. En el Centro de Estética y Peluquería Artemisa concebimos el cuidado del cuerpo, la salud  y la belleza como un todo integrado. Por eso  usamos cosmética natural y utilizamos tecnologías basadas en  métodos naturales.

Todo desde la experiencia y la vocación por nuestro trabajo