Criolipolisis: la eliminación eficaz de células adiposas

| |

La criolipolisis es uno de los tratamientos estéticos más deseados y demandados en la actualidad. La razón de esto radica en que posee grandes beneficios para la estética de la figura sin la necesidad de tener que pasar por procesos quirúrgicos, lo cual representa un gran interés para muchas personas. Muchas personas han llegado a comparar este procedimiento con la liposucción y, además, lo mejor es que se evita pasar por el quirófano.

Lo que genera un principal interés en esta práctica es que, se encarga de reducir la grasa que se acumula sin tener que recurrir a anestesia, dolor, baja médica y es posible que podamos eliminar aproximadamente entre 10 y 20 kilogramos que nos sobran. Se trata de un tratamiento completo e ideal para los casos donde queremos reducir unos cuantos centímetros, pero lo cierto es que es un procedimiento que debe acompañarse de una dieta sana y de ejercicio.

¿Qué zonas son ideales para aplicar criolipolisis?

La criolipolisis beneficia la eliminación de grasa localizada. Es importante que se elijan zonas que cuenten con dicha grasa, bien sean curvas, grandes o con superficies planas.

Algunas de las zonas ideales son:

  • Caderas
  • Muslos
  • Brazos
  • Papadas
  • Abdomen superior
  • Cuello 
  • Rodillas
  • Glúteos

Además, también se puede utilizar en zonas donde exista grasa acumulada que pueda ser succionada por la máquina y ayude a eliminar la flacidez.

¿Qué es la criolipolisis?

La criolipolisis es una técnica que se encarga de eliminar las células adiposas a través del enfriamiento y la aplicación superficial. Es un procedimiento muy simple que se utiliza en diversas clínicas.

Este procedimiento es sumamente interesante, ya que se trata de una técnica completamente indolora, ideal para que las personas puedan seguir su vida cotidiana. Es posible que se puedan presenciar pequeños moretones, pero al cabo de una semana estos desaparecerán. Además, los días posteriores es común que existan cosquilleos, pero es un proceso normal, ya que la piel se somete a un proceso frio que ocasiona que el sistema linfático deba aumentar su temperatura de manera progresiva. 

¿Cómo funciona la técnica de la criolipolisis?

Lo más correcto es que acudas a un centro especialista donde realizar este procedimiento, en este lugar crearan estudios y darán un diagnóstico de las zonas donde se puede aplicar la criolipolisis. El frio se coloca en la zona a tratar de manera controlada, una vez que el tiempo transcurre se procede a retirar el aplicador y se nos realizara un masaje. Una vez que se finaliza el proceso se inicia la eliminación de las células grasas a través de mecanismos fisiológicos. 

En la mayoría de los casos las sesiones puede ser de entre 70 a 90 minutos. Pero, debe ser realizado con intervalos mínimos de seis a ocho semanas cada uno para que podamos obtener los resultados que estamos esperando. Estos resultados serán visibles entre la segunda semana y serán definitivos una vez comience la semana 12.

Cuando se comienza aplicar frio se descompone la grasa gracias a la lipolisis. Los adipocitos comienzan a sufrir de una lesión letal al verse expuestos ante el frio, por lo tanto el tejido graso comienza a destruirse poco a poco. La pérdida del volumen de nuestro tejido adiposo ocurre de manera gradual y puede finalizar unos dos meses después.

Los resultados de esta técnica son medidos en torno a los centímetros que perdemos a nivel de la zona tratada. Por lo tanto, siempre se aconseja que antes de comenzar con este tratamiento se debe medir la zona que vamos a tratar para poder comprar con los resultados que obtenemos al finalizar.

Bienvenido a la mano de Jimena, un centro de belleza con gran experiencia en la estética.

Su objetivo es crear cambios en las personas y mejorar su calidad de vida a través de la belleza y sus cuidados.

Misión : “conseguir un aspecto saludable y natural”