Buscar artículos

¿Qué hace un periodoncista?

Descubre cuáles son las funciones del periodoncista, cuándo deberías acudir a su consulta y mucho más.

DEMOdental Publicado: 10 de junio de 2022

Un periodoncista es un especialista que trata los problemas que afectan a las encías y los huesos de la boca. Pero, ¿qué hace exactamente? ¿Qué tratamientos pone en práctica? Si quieres descubrir esto y mucho más, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

¿Qué hace un periodoncista?

Un periodoncista es un dentista que se especializa en prevenir, diagnosticar y tratar la enfermedad de las encías. También ayudan a controlar las señales de futuros problemas de encías que pueden avanzar, como la inflamación oral.

La enfermedad de las encías ocurre cuando el tejido alrededor de los dientes se infecta y causa inflamación. Las bacterias que forman placa se acumulan en los dientes y generalmente causan esta inflamación a medida que se extiende por debajo de la línea de las encías.

La enfermedad temprana de las encías se llama gingivitis. Puedes controlar esta afección con tratamiento, manteniendo la boca y los dientes limpios y visitando la consulta del dentista con regularidad. Sin embargo, la enfermedad de las encías más avanzada, o periodontitis, puede requerir un tratamiento más extenso. Ahí es cuando se necesita ver a un periodoncista.

Este profesional revisará tus antecedentes dentales y médicos. Luego, se realizará un examen dental para encontrar la mejor opción de tratamiento. Esto podría incluir métodos quirúrgicos y no quirúrgicos.

Tratamientos no quirúrgicos de un periodoncista

El raspado y el alisado radicular son tratamientos no quirúrgicos para eliminar la placa y el sarro debajo de la línea de las encías. Estos procedimientos a veces también se combinan con medicamentos antimicrobianos o antibióticos, según el caso.

Tratamientos quirúrgicos de un periodoncista

La gingivitis y la periodontitis pueden hacer que las encías se retraigan, exponiendo la raíz del diente. Un periodoncista puede hacer un injerto de encía, donde toman tejido, generalmente del paladar, y usarlo para cubrir la línea de la encía retraída. 

Una línea de encías saludable puede ayudar a detener la caries dental, reducir la sensibilidad y el dolor, y mejorar tu sonrisa. Otros tratamientos quirúrgicos que un periodoncista puede realizar incluyen tratamientos con láser y reeducación.

Tratamientos con láser

Son procedimientos regenerativos para fomentar el crecimiento de nuevos huesos y tejidos. Por ejemplo, el alargamiento de corona dental, eliminando el exceso de tejido de las encías.

Implantes dentales para sostener un diente o puente de reemplazo

Los procedimientos de reducción de bolsas periodontales, también llamados cirugía ósea, ayudan a limitar el espacio alrededor de la raíz del diente donde se pueden formar bacterias.

Si bien algunas técnicas son específicas para tratar la enfermedad de las encías, otras también están disponibles con fines cosméticos. Los periodoncistas a menudo ofrecen servicios de cirugía plástica como:

  • Alargamiento de corona dental para arreglar una sonrisa gingival o una línea de encía irregular.
  • Injertos de encía para reducir la apariencia de dientes largos por motivos relacionados con la edad o enfermedad de las encías previa.
  • Aumento de cresta para restaurar la curva natural de las encías y la mandíbula después de reemplazar un diente perdido con un diente falso o artificial.

Razones para ver a un periodoncista

Es cierto que tu dentista general puede tratar algunos problemas de las encías. Pero si tienes una enfermedad de las encías que está empeorando, un caso complejo o riesgo de pérdida de dientes, lo habitual es que el dentista te derive a un periodoncista. 

Si notas alguno de estos signos y síntomas comunes de la enfermedad de las encías, ten una cita con tu dentista para ver si debes visitar a un periodoncista.

Encías hinchadas 

Las bacterias que crean placa y sarro también pueden causar inflamación, que a menudo es el primer signo de gingivitis. Cuando no se trata, esta inflamación puede hacer que se formen bolsas alrededor de los dientes. Esto aumenta el riesgo de infección que puede conducir a la pérdida de dientes.

Las encías hinchadas a menudo hacen que los dientes se vean más pequeños. Pueden ser de color rojo oscuro en lugar de un rosa claro, que es saludable. En las primeras etapas, puedes tratar esta inflamación con una limpieza profunda en tu dentista y cuidando tu higiene bucal en casa.

Encías que sangran con facilidad

La inflamación también puede hacer que las encías sangren con facilidad cuando te cepillas los dientes, usas hilo dental o comes. Consulta a tu dentista si tus encías están sensibles al tacto, si tu cepillo de dientes se tiñe de rosa después de cepillarse o si escupes sangre cuando te cepillas los dientes o utilizas hilo dental.

Mal aliento

El mal aliento es común y no siempre es motivo de preocupación. Pero si cuidas bien tu boca y el mal aliento no desaparece por sí solo, podría ser una señal de infección o caries en los dientes.

Masticación dolorosa

Con el tiempo, la inflamación de las encías puede formar bolsas alrededor de los dientes que pueden hacerlos más sensibles. También puedes tener problemas para masticar.

¿Qué esperar de un periodoncista?

Cuando visites a un periodoncista, debes informarle sobre cualquier síntoma que tengas. Pero, además:

  • Es posible que te soliciten información personal, como condiciones de salud y medicamentos que tomas.
  • Revisa tu historial médico para identificar cualquier factor que pueda estar contribuyendo a los síntomas.
  • Realiza un examen oral para verificar si hay sangrado de las encías y para buscar acumulación de placa y sarro.
  • Mide la profundidad de la bolsa de las encías o el espacio entre las encías y los dientes.
  • Toma radiografías para comprobar si hay pérdida ósea.

Tu periodoncista también puede recomendar cambios en el estilo de vida y tratamientos en el hogar para ayudar a controlar la enfermedad de las encías y prevenir problemas adicionales. Es posible que necesites:

  • Cepillarte los dientes y usar hilo dental dos veces al día o después de cada comida.
  • Usar un cepillo de dientes de cerdas suaves.
  • Usar un cepillo de dientes eléctrico para ayudar a combatir la acumulación de placa.
  • Enjuagarte con un enjuague bucal recomendado por el dentista.
  • Hacerte limpiezas dentales periódicas.
  • Dejar de fumar o mascar tabaco.

DEMOdental

Getafe

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Odontología