Carillas dentales: que son y porqué tienen tanto éxito

| |

La ortodoncia ha evolucionado con el paso de los años hasta convertirse en una solución habitual para corregir problemas bucales. Normalmente por la forma de la mandíbula, una mordida irregular o la posición de los maxilares. Además de la corrección de problemas también aporta un toque estético, lo que ejerce su dosis de persuasión cuando se acomete una decisión de este tipo, que en ocasiones puede ser molesta.

En ese afán por mejorar los procesos, hacerlos menos traumáticos, y mejorar la estética de la boca, se han desarrollado las carillas dentales. Son cómodas, prácticas, cumplen con su cometido, y además embellecen la sonrisa, algo que no ocurre con las ortodoncias tradicionales – al menos durante su uso –.

¿Qué son las carillas dentales?

Se trata de una funda, normalmente hecha de porcelana o cerámica, que recubre la pieza o piezas dentales por la cara externa – es decir, la parte frontal que está a la vista –. Las hay también de composite, lo cual es más económico, pero de menor calidad y durabilidad. Estas se pegan mediante cemento de resina.

En todos los casos, el ortodontista realiza un estudio de la pieza o piezas que se quieran mejorar y realiza unas fundas a medida para cada paciente. Las que están hechas de porcelana o cerámica, y siempre y cuando se lleve un cuidado correcto de las mismas, pueden aguantar sin problemas durante más de 15 años, mientras que las de composite tienen una vida más corta: unos 5 años.

Está comprobado, y de ahí su éxito, que la mejora en la sonrisa es rápida, eficaz y menos invasiva que la ortodoncia tradicional. No es necesario esperar esos meses, a veces años, para quitarse ‘los hierros’ de la boca y ver la mejora esperada.

El uso de las carillas dentales es puramente estético, es decir para lucir una sonrisa más bonita. Por lo general los pacientes que se decantan por ellas buscan ocultar defectos como dientes torcidos, rotos, con manchas o irregulares.

Su implantación se recomienda en personas que hayan superado la adolescencia y por tanto ya tengan todos los dientes debidamente formados. Como ya hemos comentado, puede actuar como sustitutivo de la ortodoncia tradicional, aunque dependerá de las necesidades y prioridades de la boca de cada uno.

En Clínica Dental Ricardo Niño contamos con un equipo experto de dentistas en Zaragoza. Nuestro centro goza de amplia experiencia y reconocimiento ofreciendo los mejores servicios de odontología en general.