Consejos para llevar la limpieza de una casa

| |

A la mayoría de las personas les gusta estar en una casa limpia y ordenada, sobre todo cuando llegan de estudiar o trabajar. Ese momento de relajación, luego de una ducha, no está completo cuando hay desorden. Pero a veces puedes sentir que no tienes suficiente tiempo. 

El trabajo, las horas en el tráfico, la escuela y todas las actividades diarias hacen que al llegar a casa solo pienses en descansar. Muchas veces te acuestas pensando en el desorden de tu hogar y en que al día siguiente tendrás la misma rutina. 

Por eso, en el siguiente artículo, te mostraremos algunos consejos para que mantengas el orden de tu casa haciendo el mínimo esfuerzo.

Empieza desde el orden

Sabemos que no siempre hay tiempo para realizar una limpieza profunda en casa. Si se tienen hijos, horas extra en la oficina y no hay ayuda extra, será complicado lograr la pulcritud y el orden deseados. 

Seguramente, te sucede seguido que los quehaceres se acumulan y después resulta estresante pensar en el montón de pendientes por culminar. Sin embargo, para mantener tus espacios confortables será necesario que planifiques un par de horas para limpiar y ordenar la casa.

No dejes que el desorden se extienda

Una vez la casa esté ordenada, las pequeñas cosas que dejes fuera de lugar van a reproducir el caos. Entonces, lo que empezó con una camisa en el sofá, se convertirá en una estancia apocalíptica. 

Si colocas un objeto o prenda donde no corresponde, a partir de ahí crecerá y se acumulará el desorden, invadiendo otros espacios, casi sin darte cuenta. Entonces, en un parpadear, tendrás un desorden general

Lo primero que debes hacer para mantener tu casa ordenada es esforzarte en colocar cada cosa en su sitio. Al principio puede costar un poco, pero debes convertirlo en un hábito.

No a la acumulación

Otro aspecto importante para la limpieza de tu hogar es evitar guardar cosas que no necesitas. Cuando ordenes, hazte preguntas respecto a cada objeto: “¿Realmente lo necesito? ¿Lo utilicé hace poco? ¿En serio me gusta?”. 

Todos los objetos que no superen esta prueba, debes desecharlos. Así tendrás más espacio, menos cosas fuera de lugar y menos sitios donde pueden esconderse el polvo y la basura.

Al mal paso, darle prisa

Si eres de los que odia lavar los trastes, pues esto es lo primero que debes hacer. Así con cualquiera de las tareas domésticas. Lo mejor es que utilices ese esfuerzo inicial en lo que más te cuesta, luego las demás labores te resultarán sencillas. 

Si empiezas por lo fácil es muy probable que no termines de limpiar la casa. Ya estarás cansado y verás con buenos ojos dejar de hacer esa pequeña tarea que tanto detestas. 

Nunca falles en las pequeñas cosas

Limpiarte los pies al entrar, secar la ducha luego de bañarte, lavar el plato en el que comiste… Son cosas que suelen pasarse por alto, pensando que, por ser algo pequeño, lo puedes hacer luego. Cambia ese concepto, si es algo pequeño nunca lo dejes para después, no te tomará nada de tiempo. Si no lo haces, luego tendrás una montaña de platos por lavar, un pasillo mojado y polvo en toda la casa.

Mantén limpia la nevera

Una nevera sucia siempre es una fuente de estrés. Cada vez que la abras te darás cuenta de que está un poco más desordenada. Además, si hace tiempo que no la limpias empezará a oler mal. Lo mejor que puedes hacer es ir desechando lo que ya esté pasado o que sepas que no lo vas a comer. 

Otro consejo es que trates de cocinar lo justo o que no guardes comida que no estés dispuesto a consumir, así te ahorrarás el trabajo de botarlo luego y economizar.

Casa ventilada, aroma de limpieza

Por último, la acumulación de aire le dará una sensación de encierro y olor envejecido a la casa, por lo que durante o después de limpiar lo mejor es que abras todas las ventanas y dejes que el aire circule libremente. Con hacerlo una vez al día es más que suficiente para que tu casa tenga agradable olor todo el tiempo.

Somos una empresa familiar dedicada a la limpieza de yates, villas, oficinas y obras. Contamos con una experiencia de más de 16 años, lo que nos permite afrontar cualquier trabajo con la máxima profesionalidad y garantía.

Nuestra prioridad es siempre y por encima de todo la satisfacción de nuestros clientes. Para nosotros es un orgullo la confianza que hemos ido generando tanto en los particulares como en las empresas que han contado con nosotros durante todos estos años.
Si necesitas los servicios de un equipo de limpieza experto y especializado, no dudes en contactar con nosotros.

Artículos relacionados: