Derecho de sucesiones ¿En qué consiste?

| |

En nuestro día a día es común utilizar los términos de “herencias” “herederos” “testamentos”, entre otros. Esto se conoce como figuras públicas que son definidas por el derecho de sucesiones y, que en menores o mayores profundidades todos debemos comprender por qué puede llegar afectar a la esfera familiar de cualquier persona. 

El derecho de sucesiones es una parte del derecho privado que tiene como fin definir cómo y a que persona son transmitidos los derechos, bienes y obligaciones de un fallecido. Esto también podemos conocerlo como sucesión mortis o “causas de la muerte” y las normativas son repartir los bienes y derechos según lo establecido en el testamento. 

¿Cuáles son las claves del derecho de sucesiones?

La herencia que dejamos al fallecer implica, por tanto, todos los derechos y obligaciones que no se extingan por nuestra muerte. La muerte es el hecho que activa el proceso sucesorio, sin embargo, existen leyes y casos excepcionales, donde la transmisión de los derechos puede realizarse “inter vivos”, es decir, recibir bienes mientras una persona continúa con vida.

Un claro ejemplo de este tipo de traspaso de bienes y derechos radica en los matrimonios que tienen hijos. Cuando la pareja cuenta con 2 inmuebles y son propietarios, al momento del fallecimiento de alguno, se generan los derechos sucesorios sobre la mitad de ambas propiedades.

No obstante, no siempre resulta tan simple, por ello el derecho sucesorio se rige por reglas y situaciones con el fin de poder facilitar la transmisión de derechos y bienes del fallecido de una correcta manera.

Aplicación del Derecho Sucesorio

El derecho común ha establecido que todos los bienes y derechos que compongan una herencia deben estar plasmados en un documento válido, el cual deberá ser un testamento y tendrá que cumplir con las características legales del Código Civil, de no ser así, cuando la persona fallece y no cuenta con un documento válido y declarado, automáticamente pasara a ser nulo e ineficaz. 

Además, se establece que la figura del heredero debe estar en capacidad de heredar y no podrá suceder a otra persona, esto se conoce como “causas de indignidad”. Esto puede provocar condenas penales por delitos cometidos contra la persona a la que se hereda un bien o derecho.

Además, el código civil válida figuras, tales como:

  • Albacea: Persona designada por el fallecido para cumplir su voluntad
  • Fiduciario comisario: Personas delegadas para designar a un heredero universal que pueda disponer de los legados o el patrimonio protegido.

Normativa establecida por las comunidades autónomas

Las normas de derecho común tienen validez en todo el territorio nacional. Sin embargo, las comunidades autónomas han regulado ciertos aspectos en concreto referente al derecho sucesorio, mayormente en referencia de los efectos fiscales.

La prevalencia de estas leyes es la clave, debido a que al momento de reconocer los distintos documentos de un testamento de sucesión como forma voluntaria serán posibles.

Las normas forales establecen que cualquier persona puede seleccionar quien será su sucesor mediante pactos, testamentos mancomunados o memorias testamentarias. Además, otras de las leyes especiales son la ley de reparto de herencia: mientras que en el derecho común se conoce la regla de los tercios como causantes que solo dispondrán de una parte del patrimonio para legar a quienes deseen.  

Somos un bufete de abogados especializados herencias, matrimonial, divorcios, familia, arrendamientos y deshaucios