Buscar artículos

Qué es mejor, ¿comprar o alquilar una casa?

ROBEANCA INMOBILIARIA Publicado: 17 de enero de 2022

Cuando estamos ante la búsqueda de un espacio donde vivir, surge la siguiente duda: ¿comprar o alquilar? Hay quien garantiza que lo óptimo es lo primero, y quien asegura que lo ideal es lo segundo. 

Es por ello que hay que tener en cuenta una serie de factores antes de tomar la decisión, así como las ventajas y desventajas de cada opción. Si quieres descubrir qué es aquello que más se adapta a ti, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos. 

Comprar vs. alquilar un inmueble

Lo mejor para comparar adecuadamente estas dos opciones, es ver qué implica cada una de las dos por separado. ¿Qué es comprar y qué es alquilar? Y, más adelante, establecer las ventajas y las desventajas que supone la compra y el alquiler del inmueble. 

Comprar, ¿en qué consiste?

Comprar una vivienda es la inversión gracias a la que esta pasa a ser de tu propiedad. Se trata de una decisión importante, por lo que hay que tener en cuenta una serie de pasos preliminares, documentos, trámites posteriores, gastos…

Al comprar una casa hay que seguir unos pasos. Lo ideal es comenzar por escoger el tipo de vivienda que queremos. Esta puede ser una vivienda nueva o de primera transmisión, de segunda mano o bien un piso de protección. 

Además, hay que elegir al vendedor adecuado. Entre las opciones existentes en este apartado están los particulares, las agencias inmobiliarias y las promotoras. Una vez tengamos estos pasos cubiertos, se pueden visitar lugares y tomar notas.

En este proceso, tendrás que comprobar si la vivienda tiene cargas. Todo ello se cierra con la firma de la escritura de la vivienda. También está la opción de pedir una hipoteca, que es la alternativa a pagar al contado. En caso de querer una hipoteca hay que aportar unos ahorros, tener una cierta estabilidad laboral y comparar opciones. 

Las ventajas de comprar una casa

  • Da la libertad de hacer con el inmueble lo que se quiera con total libertad
  • Se puede adaptar perfectamente a los gustos y las necesidades del propietario
  • Aporta mayor estabilidad que alquilar una casa
  • Da la posibilidad de ahorrar, puesto que la compra de una vivienda se convierte en una inversión
  • Cabe la posibilidad de que el inmueble se revalorice
  • En el mercado inmobiliario van surgiendo oportunidades
  • Una vez pagado el inmueble, se deja de tener un gasto fijo mensual
  • Gracias a algunos tipos de interés bancario, puede salir incluso más barato que vivir de alquiler

Las desventajas de comprar una casa

  • El futuro está planificado que, aunque pueda parecer una ventaja, puede ser un arma de doble filo, puesto que no podemos saber con certeza qué vamos a querer dentro de unos años, si nuestra familia va a aumentar y un largo etcétera de posibilidades
  • Hay menor margen de error, puesto que una vez tomada la decisión no se puede echar atrás tan fácilmente
  • Hay que tener una gran cantidad de dinero ahorrado al comenzar
  • El proceso es más complejo, hay más papeleo, los impuestos son más numerosos…
  • En caso de impago, las consecuencias pueden ser graves, incluso se puede llegar a perder la vivienda

Alquilar, ¿en qué consiste?

Alquilar un inmueble supone que todos los meses se paga al dueño para vivir en ese espacio. Siendo el dinero que se paga el llamado “alquiler” o la famosa “renta”. Esto se lleva a cabo a través de un contrato de arrendamiento, en el que se recoge cuánto se paga de alquiler, cuándo se paga, durante cuánto tiempo se alquila, las consecuencias en caso de no pagar, las reglas y otros costes, en caso de haberlos. 

Es habitual que los contratos de alquiler duren un año o más. De todas maneras, hay casos en que el alquiler es de corto plazo, de varios meses o incluso mensual. Y es que es importante tener esto en cuenta para no romper lo que dice el contrato, lo que conlleva repercusiones económicas. Es decir, si el contrato es de un año, pero el inquilino se quiere ir a los tres meses, eso se entiende como incumplimiento de contrato, y quizás hay que pagar un dinero extra. 

No solo esto, sino que también existe el depósito de garantía, también conocido como la fianza. Esta cantidad se paga una única vez al alquilar el apartamento o la casa, puesto que no forma parte del alquiler que se paga mensualmente. 

La fianza es la forma que tiene el propietario del inmueble de asegurarse que los inquilinos cuidan la propiedad. Si todo está según lo establecido en el contrato, una vez finalizado, el propietario devolverá este depósito de garantía. De lo contrario, no lo hará. La fianza puede no devolverse en caso de daño a la propiedad o en caso de irse antes de que finalice el contrato. 

Las ventajas de alquilar una casa

  • No hace falta ahorrar mucho para llevarlo a cabo
  • Las gestiones que hay que realizar, así como los documentos que hay que entregar, no son muchos
  • Es más fácil deshacer la acción (es decir, irse del inmueble en caso de equivocación)
  • Se puede acceder a inmuebles que es impensable comprar
  • El inquilino y el propietario tendrán beneficios fiscales
  • Hay menos gastos, puesto que de aquellos que se asocian a la vivienda se encarga el propietario (si así se indica en el contrato)

Las desventajas de alquilar una casa

  • En el contrato suele establecerse un mínimo de permanencia
  • No se pueden hacer cambios u obras sin el permiso del propietario
  • Siempre habrá que dedicar un dinero mensual al alquiler
  • El inquilino no se beneficia de los ciclos en que sube o baja el precio de la vivienda

Conclusión, ¿comprar o vender?

La conclusión a la que llegamos no es otra que lo mejor es hacer lo que se acerque más a tus necesidades y a tu estilo de vida. Es decir, si te atrae la idea de vivir en un sitio toda la vida (no necesariamente vivir, puesto que está la opción de alquilar la vivienda), compensa comprar. Pero si tienes la intención de recorrer el mundo, sin parar quieto en un sitio, quizás lo mejor es alquilar. 

También puedes tener en cuenta los ahorros de los que partes (si tienes bastantes ahorros, puedes comprar; si no, alquilar). O si quieres involucrarte más o menos (si quieres menos papeleo, lo mejor suele ser alquilar, y viceversa). 

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

https://www.robeanca.com

En Robeanca somos una inmobiliaria con una amplia experiencia en el asesoramiento, ayuda de venta y compra de hogares y locales. Nuestro compromiso con la satisfacción del cliente es lo que nos motiva en nuestro día a día.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Derecho