¿Qué significa que una casa es de un fondo de inversión?

| |

Un fondo de inversión es un tipo de inversión colectiva por el que varios inversores ceden a profesionales financieros la gestión de su capital, buscando obtener una mayor rentabilidad. 

Estos fondos son los productos financieros más utilizados últimamente por todas las personas que buscan invertir sus ahorros y sacar un beneficio de ello. 

Dentro de los fondos de inversión, encontramos los fondos de inversión inmobiliaria. Y, como en casi todos los temas del sector financiero, surgen numerosas dudas. Por ejemplo, ¿qué significa que una casa de un fondo de inversión? A continuación, te lo contamos. 

Fondo de inversión inmobiliaria

Estos fondos son patrimonios colectivos que invierten en inmuebles de naturaleza urbana para su arrendamiento. Es decir, su principal labor consiste en invertir en activos inmobiliarios o actividades que tengan que ver con el sector. 

Pero, ¿qué significa exactamente que invierten en inmuebles de naturaleza urbana? Los inmuebles en los que pueden invertir son los siguientes:

  • Inmuebles finalizados, en construcción o sobre plano. 
  • Las opciones de compra, cuando el valor de la prima no supere el 5% del precio del inmueble, así como a los compromisos de compra a plazo de inmuebles. 
  • La titularidad de otros derechos reales sobre bienes inmuebles y concesiones administrativas que tienen como objetivo el alquiler. 

Por lo mencionado previamente es por lo que se dice que una casa pertenece a un fondo de inversión. 

Los fondos de inversión inmobiliaria tienen que tener un patrimonio mínimo inicial de 9.000.000€ desembolsado. Si se tratase de fondos por compartimentos, tendrían que tener un capital mínimo, en cada compartimento, de 2.400.000€, siendo igualmente el patrimonio mínimo total del fondo 9.000.000€. 

Política de inversión

Los fondos de inversión inmobiliaria tienen que seguir una política de inversión. Esta es la siguiente:

  • Como mínimo, el 70% del promedio anual de los saldos mensuales tiene que estar invertido en los bienes inmuebles que hemos comentado anteriormente. 
  • Se tiene que mantener, por lo menos, un coeficiente de liquidez mínimo del 10% del activo total del mes anterior. Tendrá que percibirse en efectivo, depósitos, cuentas a la vista, en activos o en instrumentos de renta fija con plazo de vencimiento inferior a 18 meses y en repos de Deuda Pública. Siendo esto último operaciones de venta de activos financieros con compromisos o pactos posteriores de recompra. 
  • El importe restante podrá estar invertido en los valores aptos para la inversión
  • Ningún bien podrá representar más del 35% del patrimonio total en el momento de adquisición. 

Suscripciones y reembolsos

Hay que tener en cuenta una serie de elementos referentes a las suscripciones y reembolsos de las participaciones:

  • El valor liquidativo se tiene que fijar, mínimo, mensualmente por la Sociedad Gestora. 
  • El valor de los inmuebles tiene que tomar como referencia el de la última tasación. 
  • Los partícipes pueden suscribir o reembolsar sus participaciones, mínimo, anualmente. Salvo en casos excepcionales que autorice la Comisión Nacional del Mercado de Valores. 
  • Cuando las peticiones superen el 10% del patrimonio del fondo, además de los casos que establece el Ministerio de Economía y Hacienda, podrán suspenderse temporalmente la suscripción y reembolso de las participaciones, proceder a reembolsos con los bienes del fondo e incumplirse los coeficientes de diversificación. 

En Robeanca somos una inmobiliaria con una amplia experiencia en el asesoramiento, ayuda de venta y compra de hogares y locales. Nuestro compromiso con la satisfacción del cliente es lo que nos motiva en nuestro día a día.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros.