¿A quién favorece el Outsourcing o subcontratación?

| |

La terminología del Outsourcing ha surgido como una innovación dentro del concepto empresarial. Se define como una subcontratación de terceros y su función consiste en efectuar una diversidad de tareas de manera complementaria, proporcionando una ayuda externa a la empresa.

La subcontratación es una expresión del Outsourcing, y se emplea para que una fase de la actividad empresarial se realice desde el exterior.

Esto le facilita a la organización, el empleo de recursos internos para optimizar en pro de su avance y consolidación de sus principales funciones, que se pueden realizar a través de este subcontrato.

El Outsourcing se expandió con la aparición de la crisis económica, por la sencilla razón de que, para las empresas, ha sido más práctico externalizar sus servicios, que contratar empleados nuevos.

La figura de subcontratación representa un beneficio muy relevante para el subcontratista, ya que mejora su eficiencia, al transferir algunas tareas a compañías especializadas que tienen en su haber un alto nivel de excelencia.

En el mercado laboral existe una gran variedad de Outsourcing, cada una con la especialidad que le corresponde, según el proceso y el lugar donde se vaya a cumplir la actividad. Entre ellas podemos destacar:

La actividad externalizada con el uso del Outsourcing

Es una actividad muy corriente, porque está vinculada con la realización de tareas externas en el área comercial, productiva y administrativa.

Aquí no se externalizan procesos, por lo tanto, no se requiere un conocimiento global de la empresa, ya que las tareas a cumplir se harán por encargo, porque estarán basadas en ciertos protocolos estandarizados, que tienden a minimizar la transferencia en cuanto a la actuación responsable. Es una subcontratación muy utilizada, ya que ahorra costes a la organización.

La modalidad de procesos según el Outsourcing

El Outsourcing, según la modalidad de proceso de negocio, se externaliza. A este tipo se le conoce como BPO (Business Process Outsourcing), el cual consta de dos modalidades muy genuinas, con funciones disimiles, cuyas tareas son externalizar procesos internos o externos.

Entre los procesos que tienden a externalizarse bajo estas modalidades, se encuentran:

  • Los recursos humanos y su administración.
  • Las finanzas, la administración y la contabilidad.
  • Todos los servicios de gestión, vinculados a la información, sobre todo, aquellos que están relacionados con las comunicaciones y las tecnologías de información, factores que redundan en beneficio de la empresa.
  • La atención al cliente, la cual se cumple a través de una central de llamadas, contando con la subcontratación de una organización especializada en el área, que está en capacidad de manejar múltiples canales, donde destaca el uso de la tecnología de manera profesional y óptima.

Uso del Outsourcing, de acuerdo a la actividad que quiera desarrollarse

En la mayoría de las empresas, las actividades a desarrollarse son múltiples, ya que en ella deben cumplirse una gama de funciones, las cuales algunas veces requieren externalizarse.

Outsourcing in-house

Existe algunos casos en los cuales podemos distinguir entre el Outsourcing in-house y la deslocalización, aunque ambas están consideradas como las maneras más prácticas y expeditas de subcontratar.

Teletrabajo

Sin embargo, existe en el mercado una tercera opción, que se da generalmente en casi todas las empresas online o que tienden a ofrecer servicios de este tipo, entre ellas destaca la figura del teletrabajo, una labor que ha tomado mucho auge en los últimos tiempos y que, como valor agregado, ha resultado muy exitosa, tanto que en muchas organizaciones se comenta que llegó para quedarse.

Deslocalización

Referente a la deslocalización, su labor primordial está referida a externalizar algún tipo de actividades a empresas extranjeras, sobre todo, en algunos países latinoamericanos, donde los costes son mucho menores, como es el caso de la externalización donde se encuentran involucradas empresas nacionales.

En otro orden de ideas, cabe señalar que el Outsourcing in-house posee un gran afianzamiento en casi todas las instalaciones de la empresa subcontratista, ya que esta trabaja en el cumplimiento de las funciones del personal externo, usando para ello los recursos que ofrece la empresa contratante.

Adicionalmente, existe una tercera vía denominada el Outsourcing off-house, cuyo significado está estrechamente vinculado con el servicio que se desarrolla en las instalaciones de la organización que lo presta o lo ejecuta eficazmente.

Laboral Corner es una consultoría laboral en Boadilla del Monte dedicada al asesoramiento integral de profesionales y empresas.  Trabajamos con abogados altamente cualificados ofreciendo servicios jurídicos personalizados a las necesidades de nuestros clientes.Nuestro objetivo es brindar una atención eficaz con la ayuda de nuestros especialistas en gestión y dirección de empresas.

Por eso, entre otros servicios,  ofrecemos un apoyo constante desde la puesta en marcha de tu negocio. Cooperando con profesionales con el fin de agilizar los procedimientos legales y brindarte la asistencia necesaria en todo momento.