¿Qué motos de 3 ruedas se pueden conducir con carnet B?

| |

El carnet B es aquel que autoriza a conducir automóviles cuya masa máxima autorizada no exceda los 3.500 kg y estén diseñados para transportar a un máximo de ocho pasajeros, además del conductor. 

Para sacarse este permiso de conducir, es necesario pasar unas pruebas psicofísicas. También, aprobar un examen teórico común y un examen práctico en ciudad. Y, aunque es recomendado acudir a una autoescuela previamente a los exámenes, los aspirantes a este carnet pueden presentarse por libre. 

¿Cuándo se puede conducir motos con el carnet B?

La DGT da la posibilidad de conducir motos sin necesidad de sacarse otro carnet. Si tienes el permiso de conducción B y 3 años de experiencia con este, podrás llevar lo siguiente:

  • Motos y scooters de máximo 125cc y 15cv (11kw) de potencia. Estas son las mismas que se pueden llevar con el carnet A1 de moto y que puede sacarse a partir de los 16 años. 
  • Triciclos y cuatriciclos de tres o cuatro ruedas sin límite de cilindrada ni de potencia.
  • Motos eléctricas equivalentes a las anteriores

Requisitos de las motos de 3 ruedas para conducir con el carnet B

Como ya hemos mencionado, con el permiso de conducir B se pueden conducir motos de 3 ruedas, incluso de 4, de mayor cilindrada y potencia que los 15cv de las 125cc. Este vehículo no se homologa como motocicleta, sino como triciclo (categoría L5e) o cuatriciclo. 

Una ventaja de estos triciclos es que tienen permitido aparcar en la acera, igual que ocurre con las motos. Además, son ideales para los conductores con algún tipo de disminución física o de movilidad.

Los triciclos tienen que cumplir unas condiciones:

  • Un pedal de freno sobre ambos ejes
  • Intermitentes que sobresalgan de la carrocería
  • Freno de estacionamiento
  • Anchura mínima del eje delantero de 460 mm

Ventajas de los triciclos

  • La principal ventaja de este vehículo es que se puede conducir con un carnet B, independientemente de su cilindrada y tiempo que se lleve con el permiso de conducción. Es decir, te ahorras todos los trámites e inconvenientes, y tiempo y dinero, que implica obtener un nuevo carnet. Por no hablar del malestar que genera presentarse a un examen de la DGT, el cual te ahorrarás. 
  • Las motos de 3 ruedas presentan una comodidad, seguridad y equilibrio impensables en otras motos. Esto es gracias a la segunda rueda que se encuentra en el tren delantero, que aporta adherencia y estabilidad. Hay algunas que, además, dan la posibilidad de detener la moto (en un semáforo, por ejemplo), sin necesidad de apoyar el pie. 
  • Tienen algunas ventajas que encontramos en las motos. Estas podrían ser la facilidad de encontrar aparcamiento y sortear el tráfico por su pequeño tamaño.

Desventajas frente a las motocicletas

Como ya hemos comentado anteriormente, las motos de 3 ruedas no son consideradas por la ley como motocicletas, sino como triciclos. Y eso les quita ciertos beneficios. 

Por ejemplo, los triciclos no podrán estacionar en aparcamientos que estén reservados para motos. Tampoco podrán hacer uso de los carriles de bus y taxi. 

Aunque esto es en la teoría. Y es que, en la práctica, se suele ignorar aquellos triciclos que intentan pasar desapercibidos como motocicletas. Más que nada, porque no hay ningún perjuicio para los usuarios de las motocicletas, y es una forma de agilizar la movilidad y el tráfico. 

En Gesecar somos especialistas en coches sin carnet, motos de 3 y 4 ruedas y vehículos electrónicos.