Buscar

Cómo preparar tus muebles para el guardamuebles

Prepara tus muebles para el guardamuebles limpiándolos, desmontándolos, protegiendo piezas pequeñas y manteniendo un inventario detallado para asegurar su conservación y fácil acceso

MUDANZAS ÁVILA Publicado: 11 de julio de 2024

Organizar los muebles para almacenarlos requiere de un planeamiento meticuloso y una atención particular. Verifica que estén higiénicos, bien conservados, descongelados de manera correcta y que se encuentren en la correcta clasificación para que los objetos que conserves en buena condición durante la preservación. Aquí te presentamos una guía detallada que te ayudará a estar lista para la cómoda.

Limpieza y mantenimiento: asegúrate de que los muebles estén limpios y en buen estado

El mantenimiento preventivo y la limpieza es clave para prolongar la vida útil de tus muebles durante el almacenamiento.

  1. Reparaciones menores: Repara cualquier daño menor antes de almacenar tus muebles. Esto incluye apretar tornillos sueltos, pegar piezas despegadas y reparar cualquier daño en la estructura.
  2. Protección adicional: Aplica protectores de muebles, como cera para madera o selladores para superficies metálicas, para agregar una capa adicional de protección contra el polvo y la humedad.

Desmontaje: consejos para desmontar muebles grandes y proteger piezas pequeñas

Desmontaje eficiente

Desmontar muebles grandes no solo facilita el transporte, sino que también ayuda a maximizar el espacio de almacenamiento y reducir el riesgo de daños.

  1. Planificación: Antes de comenzar, planifica qué muebles necesitan ser desmontados y qué herramientas necesitarás.
  2. Documentación: Toma fotos de los muebles antes de desmontarlos. Estas imágenes serán útiles cuando necesites volver a ensamblarlos.
  3. Instrucciones del fabricante: Si todavía tienes las instrucciones de ensamblaje, síguelas al pie de la letra para desmontar los muebles correctamente.

Proteger piezas pequeñas

Es importante proteger y organizar todas las piezas pequeñas para que no se pierdan y estén fácilmente accesibles cuando necesites volver a ensamblar los muebles.

  1. Etiquetado: Utiliza bolsas de polímero con cierre para almacenar tornillos, tuercas y otras piezas de tamaño pequeño. Etiqueta cada sobre con una explicación precisa.
  2. Envoltura shielding: Utiliza revestimientos que sirven para proteger las cosas como por ejemplo el papel burbuja, los manteles de desplazamiento o las fundas de espuma para engalanar las partes divididas. Asegúrate de cuidar los bordes y las esquinas para que no se estropeen en la transportación o en el alojamiento.
Cómo preparar tus muebles para el guardamuebles

Etiquetado y registro: mantén un inventario detallado de lo que estás almacenando

Etiquetado eficiente

Etiquetar adecuadamente tus muebles y cajas es esencial para una fácil identificación y acceso.

  1. Etiquetas claras: Usa etiquetas claras y legibles para identificar el contenido de cada caja o paquete. Incluye información sobre la habitación de origen y una breve descripción del contenido.
  2. Sistema de codificación: Implementa un sistema de codificación por colores para las etiquetas. Por ejemplo, usa un color específico para cada habitación o tipo de mueble.
  3. Lista de referencia: Crea una lista de referencia que asocie cada etiqueta y color con su contenido específico. Esto te permitirá encontrar rápidamente cualquier artículo que necesites.

Consejos adicionales para el almacenamiento seguro

Selección del guardamuebles

Elige un guardamuebles que ofrezca condiciones óptimas para el almacenamiento de tus muebles.

  1. Climatización: Asegúrate de que el guardamuebles tenga control de temperatura y humedad para evitar daños causados por condiciones climáticas extremas.
  2. Seguridad: Verifica que el guardamuebles tenga medidas de seguridad adecuadas, como cámaras de vigilancia, personal de seguridad y sistemas de alarma.

Organización del espacio

Organizar tu espacio de almacenamiento de manera eficiente puede facilitar el acceso a tus pertenencias y proteger tus muebles.

  1. Acceso fácil: Coloca los artículos que necesitarás con mayor frecuencia en la parte delantera del espacio de almacenamiento.
  2. Evita apilar en exceso: No apiles cajas o muebles de manera que puedan causar daños. Usa estanterías si es posible para maximizar el uso del espacio vertical sin comprometer la seguridad.

Revisión periódica

Realiza revisiones periódicas de tus muebles y pertenencias almacenadas para asegurarte de que se mantengan en buen estado.

  1. Inspección regular: Inspecciona tus muebles regularmente para detectar cualquier signo de daño o deterioro.
  2. Ajustes necesarios: Realiza cualquier ajuste necesario, como limpiar el polvo o ajustar las condiciones de almacenamiento.

Al almacenar los muebles por vez primera puede dar la impresión de que es complicado al inicio, sin embargo con el planning y el cuidado necesario, es posible que se conserven en buena condición a lo largo del lapso de preservación. Para que se use la misma secuencia posteriormente para reponerlo en el momento en que sea necesario, sigue los pasos de limpieza de los muebles: las partes fundamentales y su cuidado.

Profesional
destacado

Ver perfil

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Si eres autónomo o tienes una empresa

Date de alta gratis

Más artículos sobre Mudanzas