Buscar

Día de la Madre, ¿por qué se regalan flores?

Descubre el origen del Día de la Madre y por qué regalamos flores.

Carolina Gallego Psicología Publicado: 29 de diciembre de 2022

El Día de la Madre se celebra el primer domingo de mayo en España. Este momento se concibe como la ocasión perfecta para demostrar a nuestras madres el amor que tenemos hacia ellas y agradecerles con unas flores todo lo que hacen por nosotros. 

Pero, ¿cuál es el origen de esta tradición?

Origen del Día de la Madre

La celebración del Día de la Madre tiene su origen en los antiguos griegos, los cuales honraban a Rea, la madre de los dioses y las diosas, cada primavera.

No obstante, los romanos también festejaban a una diosa madre, Cibeles, cada mes de marzo.

Tal y como sucede con la mayoría de tradiciones y festividades, el Día de la Madre se originó con un propósito religioso. Así pues, era celebrado el cuarto domingo de Cuaresma, es decir, tres semanas antes del Domingo de Resurrección, y era un día para honrar a la Virgen María.

En España, el día de la maternidad se remonta al siglo XVII y se celebraba el mismo día que la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre.

Posteriormente, tras una declaración oficial de Woodrow Wilson (presidente de los Estados Unidos), se decidió separar ambas celebraciones.

Sin embargo, no fue hasta el año 1965 cuando el Día de la Madre fue trasladado oficialmente al primer domingo de mayo. La elección de este mes se debe a motivos religiosos, puesto que corresponde con el mes de la Virgen María.

Actualmente, el Día de la Madre se ha convertido en una celebración muy popular en nuestro país, y muchos aprovechan para darles regalos a sus madres, especialmente flores

por qué regalamos flores el día de la madre

¿Por qué se regalan flores el día de la madre?

La costumbre de regalar flores a las madres tiene su origen en varios países, puesto que a los trabajadores se les daba tiempo libre para estar en familia antes de las festividades de Pascua.

Sin embargo, antiguamente, no existían las floristerías, por lo que recogían flores silvestres cuando iban de vuelta a casa y se las regalaban a sus madres.

Hoy en día, continúa siendo una tradición honrar a nuestras madres con un bonito ramo de flores.

Esto se debe a que la primavera se concibe como un símbolo de vida y, además, el mes de mayo, es cuando nacen las primeras flores. Por ello, se hizo aún más popular regalar flores en el Día de la Madre. 

No obstante, la elección de las flores adecuadas requiere tiempo y esfuerzo ya que existen en múltiples formas, tamaños y colores. Asimismo, cada una contiene una fragancia particular.

Tener este tipo de gestos ayuda a que nuestras madres se sientan más apreciadas y especiales, ya que esconde un significado más valioso que cualquier regalo caro.

En definitiva, regalar flores en el Día de la Madre, es una demostración de amor puro y eterno a esa persona que nos ha dado la vida. 

Profesional
destacado

Ver perfil

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Si eres autónomo o tienes una empresa

Date de alta gratis