Hilos tensores: el secreto de las modelos

| |

Cada día es más común observar personas que recurren a tratamientos de bellezas que son menos invasivos que otros. Si eres fanático de otros métodos que no requieran de un quirófano, entonces seguramente este te encantará.

Los hilos tensores o también conocidos como hilos polidioxanona son una nueva técnica del lifting que no requiere de cirugía, es una técnica que se encarga de mejorar tus líneas de expresión, flacidez en tu piel, pero sin que debas pasar por un quirófano.

¿Cómo se utiliza la técnica de hilos tensores?

Este método se emplea a través de la utilización de hilo biodegradable, el cual es seguro para poder tensar algunas partes de nuestro rostro. Además, cuando se colocan debajo de nuestra piel pueden jugar un rol de gran importancia para la producción de colágeno, lo mejor de todo esto es que posteriormente entre los primeros seis meses se convierten en agua y dióxido de carbono, lo cual no elimina ningún residuo.

Aunque también es posible que puedas utilizar los hilos tensores en otras partes del cuerpo, por ejemplo, muslos, glúteos y brazos, su principal beneficio lo obtenemos cuando es empleado en el rejuvenecimiento facial.

Es una técnica que posee efectos inmediatos y no es necesario que pasemos por una dolorosa recuperación, los hilos pueden perfilar nuestra nariz o las arrugas de la frente, levantar nuestras cejas e incluso eliminar las bolsas del parpado inferior.

Así mismo, los hilos tensores no son para nada visibles, así que no se notaran ni siquiera con una palpación. Tampoco van a intervenir con cualquier tratamiento estético y sus efectos secundarios son completamente mínimos, en algunos casos pueden existir moretones o enrojecimiento que se eliminan al cabo de una semana. 

Su costo es mucho más bajo que el de una cirugía común, por lo tanto su fama parte desde este momento y lo ha hecho ser el mejor aliado de muchas modelos.