Buscar artículos

Terapia EMDR y ansiedad: todo lo que debes saber

Te contamos qué es, y cuáles son sus beneficios, fases y técnicas.

Monica Moreno Aguilera Psicologa Publicado: 20 de junio de 2022

La ansiedad puede ser angustiosa en el mejor de los casos y debilitante en el peor. Encontrar alivio de la ansiedad puede ser un proceso difícil, ya que identificar la fuente profundamente arraigada de la ansiedad puede ser un largo viaje y una práctica de autoconciencia que no todos pueden hacer. 

Sin embargo, existe una terapia que ha tenido éxito en ayudar a quienes sufren de ansiedad: Desensibilización y Reprocesamiento por medio de movimientos oculares o estimulación bilateral (EMDR).

EMDR es una terapia en la que un terapeuta capacitado trabaja con un paciente para abordar el recuerdo o pensamiento perturbador que desencadena la ansiedad al reducir la reacción emocional, mental y física. En el transcurso de múltiples sesiones, el terapeuta y el paciente trabajan juntos para mejorar los síntomas de ansiedad y reemplazar los sentimientos negativos asociados con el recuerdo con un pensamiento positivo para deshacer el trauma que ha causado.

Si quieres saber más sobre la terapia EMDR y cómo esta ayuda a la ansiedad, ¡sigue leyendo para no perdértelo! A continuación, te lo contamos.

¿Qué es EMDR?

En 1987, la Doctora Francine Shapiro notó que mover los ojos de cierta manera, de un lado a otro, parecía reducir las emociones negativas que sentía al pensar en recuerdos perturbadores. Shapiro comenzó a estudiar los efectos de estos movimientos oculares con otras personas y desarrolló el Desensibilización y Reprocesamiento por medio de movimientos oculares (EMDR) basado en su investigación.

Combinando estos movimientos oculares con terapia cognitiva y técnicas de atención plena, este modelo de tratamiento se usó originalmente para ayudar a las personas a mejorar y minimizar los síntomas del trastorno de estrés postraumático (TEPT). 

Desde entonces, muchos médicos han aprendido esta modalidad terapéutica y han descubierto que EMDR alivia los síntomas de una variedad de condiciones de salud mental, incluidos los trastornos de ansiedad.

EMDR se basa en un modelo de procesamiento de información adaptativo. En términos básicos, significa que cuando pasamos por una experiencia traumática, las emociones negativas como la humillación, la culpa o el miedo que surgen interrumpen nuestra capacidad para almacenar la memoria correctamente. Como resultado, cualquier cosa que desencadene ese recuerdo (un pensamiento, una imagen, un olor, un sonido u otra experiencia similar) causa angustia que, para muchos, se presenta en forma de ansiedad.

Las ocho fases de EMDR

Las sesiones de EMDR generalmente ocurren en el transcurso de seis a doce sesiones y tienen ocho fases. EMDR no es una solución inmediata, pero puede proporcionar efectos duraderos y aliviar la ansiedad si se completa la sesión. Las ocho fases de la terapia EMDR para la ansiedad incluyen:

  • Fase 1: Historial del paciente y planificación del tratamiento. Para comenzar, el paciente se reunirá con su terapeuta para hablar sobre los objetivos del tratamiento y su experiencia con la ansiedad. El terapeuta probará su tolerancia a los desencadenantes de ansiedad y pensamientos angustiantes para comprender los síntomas y comportamientos que resultan para desarrollar un plan de acción de tratamiento para la sesión.
  • Fase 2: Preparación del paciente. El terapeuta preparará la terapia del paciente explicando cómo funciona EMDR y desarrollará una relación basada en la confianza. También discutirán los mecanismos de afrontamiento y las técnicas de relajación para lidiar con las emociones intensas o la angustia que puedan surgir durante las sesiones.
  • Fase 3: Evaluación. El terapeuta y el paciente identifican y evalúan el recuerdo que abordará la terapia EMDR y las imágenes, sensaciones corporales y efectos cognitivos que provoca. El paciente también seleccionará un reemplazo positivo, que puede ser una imagen, un pensamiento o un recuerdo.
  • Fase 4: Desensibilización. El proceso de desensibilización se da cuando el terapeuta trabaja con el paciente para reducir sus reacciones al recuerdo negativo. El terapeuta le pedirá al paciente que recuerde el recuerdo y dirigirá sus movimientos oculares.. Esto se repite hasta que el paciente no muestre reacciones adversas al recuerdo negativo.
  • Fase 5: Instalación. El terapeuta guía al paciente para reforzar los recuerdos o pensamientos positivos que se eligieron como reemplazo de los pensamientos, recuerdos o imágenes negativos o angustiosos.
  • Fase 6: Escaneo corporal. Mientras el paciente piensa en los recuerdos negativos en los que está trabajando, realiza un escaneo de su cuerpo en busca de sensaciones o respuestas físicas al desencadenante.
  • Fase 7: Cierre. El terapeuta se comunicará con el paciente y repasará las técnicas de relajación y puesta a tierra enseñadas en la fase 2 para recuperarse de cualquier emoción intensa que pueda haber surgido en la sesión.
  • Fase 8: Reevaluación. El terapeuta y el paciente revisan su sesión y evalúan los efectos de EMDR en la memoria objetivo.

¿Qué son las técnicas EMDR?

En EMDR, hay elementos de la terapia cognitiva conductual, particularmente en las primeras fases, cuando el terapeuta y el paciente discuten el historial de ansiedad y los pensamientos o recuerdos angustiosos que quieren abordar. La terapia de conversación tradicional puede ser útil, pero Shapiro, la fundadora de EMDR, vio que los movimientos oculares en combinación con la terapia de conversación eran más efectivos.

Los movimientos oculares mencionados anteriormente son otra técnica importante en EMDR. La idea es que el paciente desarrolle un enfoque dual: mientras habla sobre el recuerdo negativo y enfoca la atención hacia adentro, también se enfoca en la estimulación externa, siguiendo los movimientos de las manos del terapeuta con sus ojos. Se cree que esto ayuda a reintegrar el recuerdo traumático en su historia personal sin la reacción emocional intensa, para que puedan superarlo y hablar sobre la experiencia sin sentirse angustiados.

Otra técnica que es parte integral de EMDR es la atención plena. El terapeuta entrenará al paciente en técnicas de atención plena para estar presente en el cuerpo y ser consciente de los efectos de la memoria en ellos. Esto se puede hacer a lo largo de las sesiones. 

El terapeuta puede pedirle al paciente que describa lo que siente mientras habla sobre el recuerdo angustioso o mientras la sesión termina para reconocer qué efectos todavía siente. Las técnicas de atención plena también son clave para ayudar a las personas entre sesiones cuando surgen emociones difíciles al desenterrar recuerdos traumáticos, para que puedan mantener la calma y ganar más conciencia de sí mismos durante todo el proceso.

Compuesto por profesionales con amplia experiencia en diversos ámbitos de la psicología, M&L Psicología 360 ofrece sus servicios desde una perspectiva amplia, pero abordando cada casa con un alto nivel de personalización y adaptación.

Entres sus áreas de conocimiento y actuación, destacan la psicología clínica, legal y forense con especialidades como los trastornos de personalidad, la conducta alimentaria y la violencia de género.

Miembros de la Sociedad Española para el estudio de la Ansiedad y el Estrés (S.E.A.S.) y de la Sociedad Española de Patología Dual (S.E.P.D.)

Ver perfil profesional

  • Contactar por correo

  • Llamar por teléfono

Más artículos sobre Psicología