Encías inflamadas: posibles causas y tratamientos

| |

Las encías inflamadas son un gran problema de salud bucal que deteriora la calidad de vida de las personas que la padecen.

Una encía inflamada no es más que una encía agrandada, pronunciada en cuanto a tamaño, y que muchas veces resulta muy dolorosa y sangrante.

Este es un padecimiento relativamente común en la población, que puede comprometer la salud de los espacios triangulares que existen entre los dientes, los cuales se denominan papilas.

Existen casos particulares en los que la inflamación puede ser tan pronunciada, que logra ocultar o bloquear por completo el diente.

Causas de las encías inflamadas

Las causas que originan inflamación en las encías pueden ser múltiples y de diversos orígenes:

  • Gingivitis: Es el nombre propio de la inflamación de las encías, la cual es la fase inicial o previa de la enfermedad periodontal.
  • Infecciones debidas a un virus, hongo o bacteria.
  • Prótesis dentales u otros aparatos mal ubicados.
  • Desnutrición o malnutrición.
  • Embarazo.
  • Escorbuto o deficiencia de vitamina C.
  • Sensibilidad relativa a la pasta dental, al enjuague bucal o al cepillado intensivo.
  • Restos alimenticios.
  • Efectos de un medicamento sistémico.
  • Cambios hormonales propios del desarrollo en el adolescente.

Síntomas

Los síntomas de las encías inflamadas incluyen:

  • Sangrado de encías (gingivorragia).
  • Encías enrojecidas o púrpuras.
  • Sensibilidad al tacto.
  • Úlceras bucales.
  • Mal aliento (halitosis).

Cuidados para prevenir las encías inflamadas

Es importante llevar a cabo una buena higiene bucal que conlleve a unos buenos hábitos en el cuidado y la preservación de las estructuras dentales.

Ingiere alimentos sanos que impliquen una dieta balanceada con frutas, verduras y vegetales diversos, evitando la ingesta copiosa de azúcares a través de alimentos y bebidas.

Luego de la ingesta de alimentos como, por ejemplo, palomitas de maíz y de galletas crujientes, es importante el lavado y cepillado dental, ya que muchos restos alimenticios pueden acumularse entre los dientes y las encías, lo que predispone la inflamación de este tejido blando.

El hábito tabáquico, el uso de enjuagues bucales irritantes y el consumo de alcohol, también pueden ser factores que predisponen la inflamación de las encías.

Si notas que el uso de enjuagues y cierta pasta dental te está causando irritación e inflamación en las encías, entonces procura cambiar estos productos por otros similares con marcas distintas.

El uso brusco del hilo dental también puede causar irritación de las encías, por eso, su uso debe hacerse con cuidado de no lastimar el espacio interdental.

Si notas que las encías se te inflaman por la ingesta de un medicamento, lo más recomendable será consultar al médico, con el fin de que te prescriba otro medicamento similar que no te cause el referido efecto secundario. Además, nunca dejes de visitar tu odontólogo cada seis meses.

¿En qué momento debo consultar al odontólogo?

Si notas que la inflamación de las encías no mejora a pesar de haber trascurrido dos semanas o más, entonces debes consultar al odontólogo, con el fin de determinar la causa más probable de esta inflamación y tratarla adecuadamente.

¿Qué circunstancias evaluará el facultativo médico?

Al examen bucal, el dentista explorará la boca, los dientes y las encías, así que probablemente te pregunte cosas como:

  • ¿Tiene sangramiento en las encías?
  • ¿Cuánto tiempo has durado con ese problema?
  • ¿Ha evolucionado con el tiempo la inflamación de las encías?
  • ¿Qué productos usas para la higiene bucal?
  • Frecuencia del cepillado y tipo de cepillo usado.
  • ¿Hace cuanto tiempo se efectuó una limpieza profesional?
  • ¿Toma medicamentos?
  • ¿Ha cambiado su alimentación o la ingesta de vitaminas?
  • ¿Has tenido mal aliento (halitosis), irritación o dolor de garganta (odinofagia)?

Dependiendo de la exploración odontológica y el diagnostico, se pudiese ordenar ciertos exámenes médicos, como conteo sanguíneo completo (hematología completa) o formula leucocitaria.

Luego de evaluar tu cavidad oral y evidenciar el daño e inflamación, el médico te indicará detalladamente cómo debes cuidar tus dientes y encías, para evitar cualquier repercusión a futuro sobre la salud de tu boca. 

Además, es importante no dejar pasar por mucho tiempo una inflamación de encías sin tratártelas con un odontólogo.

En Clínica Dental Ricardo Niño contamos con un equipo experto de dentistas en Zaragoza. Nuestro centro goza de amplia experiencia y reconocimiento ofreciendo los mejores servicios de odontología en general.