Cómo evitar el mal aliento

| |

¿Por qué se produce el mal aliento?

El mal aliento o halitosis no es considerado una enfermedad, sin embargo últimamente ha tenido gran impacto social debido al número de personas que lo padecen. Al respecto, casi no existe material informativo sobre las causas que lo originan, los diversos métodos de diagnóstico y sus tratamientos.

El mal aliento está considerado por las ciencias médicas, como un síntoma posible de procesos fisiológicos o procesos patológicos orales y extra-orales, o por deficientes prácticas de higiene bucal. Además, el mal aliento o halitosis se puede originar debido a hábitos relacionados con el alcohol, el tabaco y la alimentación.

Estudios recientes realizados revelan, que el 90% de las causas de la halitosis están originadas en la cavidad bucal, y el mayor porcentaje proviene de la lengua. Generalmente en la cavidad bucal suelen localizarse gran cantidad de bacterias, las cuales en su mayoría son las causantes de producir compuestos sulfúricos volátiles, de olores desagradables. Además, estos estudios han revelado que del restante 10%, el mal aliento se origina por problemas relacionados a las vías respiratorias, y también en pacientes con enfermedades renales, diabetes, disfunción hepática y cáncer.

El mal aliento o halitosis se puede presentar de manera temporal y también de manera permanente (crónica). Las personas que lo padecen suelen ocultarla mediante el consumo de dentífricos, y demás productos bucales.

Sin embargo, los expertos han señalado que el mal aliento se puede curar, en la medida que el paciente ingiera los tratamientos que sean acordes a su sintomatología.

Descripción de la imagenCausas más comunes del mal aliento

Dentales

El no utilizar hilo dental o cepillarse diariamente, ocasiona que se alojen en la lengua y alrededor de las encías y dientes partículas de comida, las cuales al descomponerse son las causantes de la halitosis o mal aliento. Otras causas relacionadas al mal aliento están relacionadas con piezas dentales en mal estado, la placa que se forma en los dientes, prótesis dentales y dentaduras postizas que no reciben la adecuada higiene. También, los dientes que se encuentran apiñados pueden dar origen al mal aliento.

Periodontales

La enfermedad periodontal (encías y ligamento periodontal) está relacionada con el enrojecimiento y sangrado de las encías, separación de piezas, entre otras. Cuando se produce gingivitis, periodontitis y abcesos periodontales, se alojan bacterias que pueden causar el mal aliento. Si no se tiene la adecuada higiene periodontal se produce inflamación gingival entre las encías y los dientes, y esto produce bolsas periodontales donde se alojan bacterias anaerobias que producen el mal aliento. 

Salivales

La saliva es la que facilita la deglución de los alimentos, lubrica la cavidad bucal y preserva la higiene oral. Esta tiene propiedades antimicrobianas para higienizar la lengua, la mucosa oral y los dientes, mediante el arrastre de bacterias y compuestos que pudiesen causar el mal aliento. Entre otros beneficios de la saliva se tienen: oxigenación de la cavidad bucal, neutraliza la proliferación de bacterias anaerobias y controla los niveles de PH en la boca.

La baja producción de saliva y el PH pueden ocasionar mal aliento. La baja saliva se puede presentar durante el sueño, después de hablar largo tiempo, cuando se hace ejercicio físico sin la debida hidratación, o cuando se torna seca la boca.

Linguales

La lengua es el órgano móvil de la cavidad bucal el cual realiza diversas funciones como la masticación, la deglución, el sentido del gusto, el lenguaje, entre otras funciones. Sin embargo, la lengua es considerada entre los expertos, como el lugar donde se origina el mal aliento. 

En la parte posterior de la lengua se alojan las bacterias anaerobias ya que estas suelen vivir en lugares de poco oxígeno. El mal aliento en la zona de la lengua suele ocurrir por una deficiente higiene; sin embargo, el cepillado y el uso de enjuagues bucales no son suficientes para evitarlo. Se hará necesario limpiar la lengua al cepillarse, para así evitar la proliferación de bacterias.

9 formas de evitar el mal aliento

El mal aliento resulta muy incómodo y desagradable, pero es un padecimiento común, que además tiene varias formas de ser eliminado. A continuación conocerás las 9 formas más efectivas para que puedas combatir el mal aliento, y de esa manera logres mantener una mejor higiene bucal.

Cepíllate los dientes dos veces al día

Los expertos en odontología recomiendan a los pacientes cepillarse dos veces al día por periodos de tiempo de 3 minutos, para así eliminar restos de comida y la placa que se origina entre los dientes.

Para ello se hace necesario que te cepilles antes de dormir. Además puedes realizar un cepillado con bicarbonato de sodio para que puedas reducir la acidez bucal e impedir de esta manera, que puedan proliferar las bacterias en tu boca.

Usa hilo dental todos los días

Con el uso del hilo dental podrás eliminar los restos de comida en tus dientes, y además en lugares donde el cepillo de dental no puede acceder. Si no eliminas estos restos de comida, las bacterias se alimentaran de estos, lo cual te provocará mal aliento.

Cepilla o frota tu lengua

Es necesario que cepilles o frotes tu lengua, para que de esa manera no se puedan acumular entre las papilas gustativas y esta, residuos de comida. Para ello deberás adquirir un raspador de lengua, o usar el cepillo dental para cepillarla.

Usa un enjuague bucal

Si tienes algún tipo de mal aliento crónico, los enjuagues bucales solo se encargarán de ocultar el mal olor, pero no curarán el mal aliento. Debes saber además, que el enjuague bucal puede producirte irritación en el tejido bucal.

Al respecto, debes utilizar para refrescar tu boca o enjuagarte una mezcla de agua con gotas de menta, o también utilizar como enjuague bucal el té negro o el té verde ya que según estudios realizados por expertos, el té verde o negro eliminan las bacterias bucales que originan el mal aliento.

Visita al dentista

Para que puedas prevenir enfermedades bucales, entre ellas la halitosis o mal aliento, deberás visitar con frecuencia a tu dentista. Si tienes mal aliento crónico, antes de visitar a un médico, deberás ir primero al odontólogo para que así descarte cualquier problema dental. Si el odontólogo al revisarte la boca no encuentra ningún tipo de problema, te remitirá a un médico especialista en medicina interna para que te valore y diagnostique.

Deja de fumar 

Si fumas con frecuencia, lo más probable es que sufras de mal aliento. Debes saber que al fumar, el tabaco secará la cavidad bucal y esto ocasionará un olor desagradable incluso luego de haberte cepillado.

Hidrátate

Deberás mantener tu cuerpo hidratado, por tal razón deberás beber de 6 a 8 vasos de agua diariamente, para así evitar la resequedad de tu boca. El ingerir agua arrastrará las partículas de comida y las bacterias alojadas en tu cavidad bucal que son las causantes del mal aliento.

Si sufres de resequedad bucal crónica debido a la ingestión de medicamentos, consulta a tu odontólogo para que te recomiendo algún sustituto de saliva que se encuentre en el mercado.

Consume un caramelo sin azúcar o mastica chicle sin azúcar

Si deseas estimular las glándulas salivales, deberás masticar chicle o comerte un caramelo sin azúcar. El que puedas producir suficiente saliva, te ayudará a arrastrar los restos de comida y bacterias alojadas en tu cavidad bucal, las cuales originan el mal aliento.

Mastica una zanahoria, un tallo de apio o una manzana

El masticar zanahoria, frutas o vegetales te ayudaran a aumentar el flujo de saliva, y esto facilitará el arrastre de los restos de comida y bacterias alojadas en los dientes, la lengua y las encías, las cuales podrían provocarte mal aliento. El utilizar estos alimentos como refrigerios, te ayudaran a evitar el mal aliento que se podría producir debido a los ácidos acumulados en tu estómago, por hambre o ayuno.

En Clínica Dental Ricardo Niño contamos con un equipo experto de dentistas en Zaragoza. Nuestro centro goza de amplia experiencia y reconocimiento ofreciendo los mejores servicios de odontología en general.