Tutela hijos, puntos a favor para conseguir la custodia

| |

El amor se acaba, pero la vida continua. Muchos matrimonios ven interrumpidos sus proyectos por diferentes circunstancias y suelen entrar en un proceso que en ocasiones es frustrante e incluso puede llegar a ser desagradable. Especialmente cuando hay hijos de por medio y toca decidir quién se va a quedar con su custodia.

La custodia no es otra cosa que la tutela de los menores que están a cargo del matrimonio. A fin de conseguir que los niños vivan una situación lo más estable posible, las dos partes tienen que llegar a un acuerdo. De no ser así, un juez podría decidir por ellos buscando siempre la mejor opción para los más vulnerables de la casa.

Muchos cónyuges se preguntan cómo pueden convencer y obtener la custodia de sus hijos. Veamos algunos puntos que pueden jugar a favor.

5 cuestiones a tener en cuenta para conseguir la tutela de los hijos

En un porcentaje elevado de los casos de divorcio en España, la madre es quien obtiene o se queda con el cuidado de los vástagos. Con todo, en los últimos años se ha producido un aumento de expedientes en los que figura la custodia compartida y permite a las familias mantener un contacto más habitual.

Dedicación

Es vital demostrar que se dispone de tiempo para pasar con el menor o menores. Ese tiempo de calidad es valorado como un requisito fundamental para el confort y mejorar las emociones en un momento ciertamente agitado.

Implicación

Exponer que durante la convivencia del matrimonio una de las partes sustentó la relación con los niños mucho más que la otra, también ayuda a obtener puntos para lograr la custodia. No se trata de desacreditar al otro progenitor, más bien poner en valor que existe una relación más estrecha con esa parte y que romperla es más perjudicial.

Esta demostración tiene que ceñirse a elementos puramente fraternales y de cariño, nada de intereses económicos u oscuros.

Informe psicológico

Al enfrentarse a un divorcio, los funcionarios encargados realizarán un careo con todas las partes implicadas: cónyuges, hijos y demás convivientes que formen parte del núcleo familiar. En dichas entrevistas, los trabajadores sociales tratarán de conocer la forma en la que funcional la relación en interacción entre todas las partes.

Después, ese informe se presentará al juez, con sus debidas conclusiones, para que tenga en cuenta de qué forma están unidos los menores a sus padres y si muestran predilección por alguno de ellos, lo que puede provocar que la balanza se desequilibre en uno u otro sentido.

Contar con un abogado

Todos estos cambios que se van a introducir es mejor que estén sujetos por las leyes. De esa forma, en caso de que en el futuro exista cualquier inconveniente todo estará bien centrado. Contratar a un abogado especialista puede ayudarte a cerrar este capítulo de la manera más satisfactoria, que no es otra que, con la custodia, y te quitará quebraderos de cabeza de encima.

A fin de cuentas, no hay obligación de conocer el funcionamiento judicial o el tipo de derecho al que está sometido este proceso y ocurre que sin la asesoría pertinente se cometen errores.

Solicitar legalmente la custodia

Para conseguir con éxito y de manera legal la custodia es imprescindible pedirla mediante demanda. En ella se expondrán las razones y los hechos, en los que se incluyen los posibles acuerdos alcanzados con la otra parte, los regímenes de visita y hasta la pensión alimenticia. El juez los estudiará y dará su visto bueno o, en caso de que no haya acuerdo, escuchar las demandas de la otra parte.

En caso de que el divorcio derive por la vía contenciosa, el juez es quien, tras valorar y analizar todos los hechos e información que tiene, declarará las condiciones sobre la tutela y qué parte se queda con ella.

Una vez que esté claro quién ejercerá la custodia, independientemente de que existan acuerdos para que la otra parte pueda pasar tiempo con sus pequeños, el encargado de velar diariamente por la salud y bienestar de los hijos, alimentarlos, pasar tiempo con ellos, llevarlos al colegio y demás actuaciones cotidianas, será el padre custodio.

Despacho de abogados especialista en Derecho Civil, Derecho de familia (Divorcios, herencias, incapacitaciones, reclamación pensión de alimentos) y Derecho Penal, Delitos patrimoniales, violéncia de género.