¿Cuáles son los tipos de divorcio que existen?

| |

El divorcio, como bien sabrás, es la ruptura del vínculo matrimonial. Las dos partes tendrán que negociar sus respectivas responsabilidades para seguir una vida de forma independiente. 

En ocasiones, se piensa que la separación y el divorcio son lo mismo, que la separación es un tipo de divorcio o viceversa. Pero nada más lejos de la realidad. 

Y es que hay grandes diferencias entre la separación y el divorcio, siendo la más importante que la primera es un cese de la convivencia, de forma legal, mientras que la segunda es más definitiva, es la disolución del vínculo matrimonial.  

Pero no todos los divorcios son iguales. Hay varios tipos, y en función de los cónyuges, sus características, voluntades… se llevará a cabo uno u otro, con sus correspondientes condiciones. 

A continuación, te contamos cuáles son los tipos de divorcio.

Tipos de divorcio que contempla la ley

Divorcio amistoso

Este es el divorcio de mutuo acuerdo, y en él ambas partes buscan la ruptura del vínculo matrimonial. Se trata de un proceso rápido, económico y sencillo, que no necesita llevar a cabo ningún juicio. 

La manera de proceder es solicitando el divorcio al Juzgado mediante un documento escrito, que pueden hacer a la vez o no. 

Junto a la demanda de divorcio se tiene que incluir el convenio regulador donde se acuerden las condiciones y se incluyan el certificado de matrimonio y certificados de nacimiento de los hijos. 

Y las condiciones que tienen que darse en un divorcio de mutuo acuerdo para que este prospere son:

  • Tienen que haber pasado 3 meses desde que se contrajo matrimonio.
  • Los cónyuges deben dejar constancia de la ruptura de su vínculo matrimonial en el convenio regulador correspondiente. Esto tiene que ser aprobado por un juez. 
  • Hay que especificar los repartos tras el divorcio: bienes compartidos, pensiones, todo lo que tiene que ver con los hijos…

Divorcio contencioso

Cuando un cónyuge solicita el divorcio sin el consentimiento de su pareja, nos encontramos ante un divorcio contencioso. Aquí se llevará a cabo una demanda contenciosa por vía judicial. 

No habrá un convenio regulador como veíamos en el divorcio amistoso, ya que no hay un acuerdo mutuo. Entonces, quien establezca los detalles, condiciones, repartos, etc. será el juez. 

Igual que en el caso anterior, en el divorcio contencioso también tienen que haber pasado 3 meses desde que se contrajo matrimonio. 

Al contrario que el divorcio amistoso, este es un proceso caro y prolongado en el tiempo

La demanda de divorcio no solo tiene que ir con los certificados de nacimiento de los hijos y el de matrimonio, sino que también se incluirán documentos donde se muestre la situación económica de cada uno de los cónyuges. 

Tipos de divorcio que no contempla la ley

Divorcio emocional

Las desilusiones, la infelicidad, el rechazo constante… llevan a un divorcio emocional. 

Divorcio económico

Cada parte llevará los gastos, deudas e impuestos, de forma individual, por las constantes discusiones sobre el tema. 

Divorcio coparental

Los cónyuges llegan a acuerdos en los que se establecen sus responsabilidades respecto a los hijos: sustento, cuidados y visitas correspondientes. 

Divorcio comunitario

Este proceso se lleva a cabo cuando la pareja comenta a sus círculos cercanos que ha habido una ruptura del vínculo matrimonial. 

Divorcio psíquico

Las partes de la pareja viven vidas separadas, ya que han disuelto las ataduras emocionales. 

En Cerezal Advocats contamos con amplia experiencia en el sector, ejerciendo la abogacia con vocación de servicio y atendemos personalmente a cada caso con gran capacidad de trabajo y dedicación.

El despacho profesional está ubicado a 50 metros de los Juzgados de Vilanova i la Geltrú, dónde estaremos encantados de ayudarle y asesorarle, no dude en contactárnos o venir a visitarnos.